El sector del comercio tradicional ve amenazada su modelo de siempre gracias a la aparición de la era digital. La transformación digital conlleva también una transformación en los modelos de negocios, en las costumbres y en los hábitos de los clientes y, claro, las tiendas se verán afectadas por ello.
La escena tradicional de ver a personas saliendo de las tiendas llenas de bolsas de compra se dejaran de ver en unos años. Además habrá multitud de cambios en las tiendas del futuro. En este post veremos algunos de ellos.

En las tiendas del futuro, la tecnología, como hemos dicho será el auténtico protagonista. El offline y el online se entremezclaran para ofrecer al consumidor grandes y únicas experiencias.

Por ello, ya se habla que la tecnología de big data, los sensores y los dispositivos de realidad aumentada que ahorrarán a los comerciantes un 15% o un 20% de sus costes en logística, además que la tendencia será reducir el tamaño del establecimiento.

Así, algunos ejemplos que podremos ver en las tiendas del futuro son los siguientes:

Dependientes Robot
El futuro está destinado para que los robots atiendan al consumidor. Los humanos ocuparemos un lugar destinado a solucionar diferentes problemas y a poder realizar gestiones avanzadas.
Escaparates digitales
Las pantallas están por todos lados. Los escaparates se digitalizarán para ofrecer al cliente una visión más realista y personalizada de los productos. Se utilizarán pantallas que identifiquen a la persona que observa para mostrarle lo que se cree que puede llegar a interesarle.


No más cajas estáticas
La tienda del futuro tiene que arreglar el problema de las ‘eternas colas’ al pagar. Por lo tanto se conseguirá recibir el pedido en casa y evitar las colas al pagar. Por lo tanto, habrá diferentes alternativas como pagar desde el probador, con el simple escaneado de móvil, en diferentes pantallas a lo largo del establecimiento o decidir si llevarte lo comprado o no en la misma tienda.
Máquinas que venden a cualquier hora
El horario comercial es otro de los problemas que las tiendas del futuro solucionarán. La tendencia es que los consumidores compren los artículos y servicios cuando ellos quieran. Por ello, las tiendan tendrán unas máquinas llamadas vending que venderán todo tipo de productos.

Realidad virtual en la propia tienda

Probadores inteligentes
¡Esto es fascinante! Los probadores del futuro reconocerán mediante un espejo tus medidas y el cliente podrá ver cómo te queda una determinada prenda sin tener que ponértela. Además los probadores serán capaces de identificarte, por lo que podrán aconsejarte ya que sabrán lo que te has comprado anteriormente y así podrás ver tu look ideal de una mejor manera.

0 Comments